Curso de iniciación a la ornitología para adolescentes

En colaboración con la Asociación Reverdece quiero poner en vuestro conocimiento que los días 3, 4 y 11 de junio impartiré un curso de iniciación a la ornitología para niñ@s y adolescentes. Para más información poneros en contacto con Marisa de la Casa de Juventud de Juslibol antes del 31 de mayo en el 976726005 o a través del email: cjjuslibol@zaragoza.es

Curso iniciación ornitología

Curso iniciación ornitología

Quiero lobos en mi vida

Ara

Ara

Canis lupus familiaris pero Canis lupus al fin y al cabo, el lobo convive con nosotros desde hace unos 30.000 años según los últimos descubrimientos para acabar siendo una subespecie conocida vulgarmente como perro. Desde pequeño he convivido con “lobos” y me seguirán acompañando el resto del camino que me queda por recorrer. Aunque quien suele seguir este blog sabe que tengo la cabeza llena de pájaros mi animal totem o favorito es el lobo, otro de los legados que me dejó mi madre que con el tiempo cambió el guión de Caperucita Roja para tratar al lobo como se merece.

Al igual que ellos somos animales sociales, un tanto especiales, al ser conscientes de nuestra propia existencia pero al fin y al cabo no dejamos de ser animales. Somos parte de la Naturaleza ni más ni menos que el resto de seres vivos con los que convivimos, creo que muchas veces se nos olvida que significa Vida en el sentido estricto de la palabra si comparamos con lo mucho o poquísimo que sabemos del Universo. Tenemos una necesidad imperiosa del resto de seres vivos sin ellos no hay nosotros pero sin nosotros si que hay ellos.

Ara

Ara

Allá por el Paleolítico Superior, hace unos 40.000 – 30.000 años a.C. un superdepredador con el compartíamos la cúspide de la cadena trófica y del cual seguramente aprenderíamos tácticas de caza para luego imitar y mejorar, se acercó al humano. ¿O fue al revés? Creo que no lo sabremos con certeza, quizás hacerse con unos cachorros tras matar a sus padres, quizás que se acercarse a los restos de nuestras cacerías… El caso es que se hizo esa unión, un mutualismos entre nuestras especies. Acabamos domesticándolo y usándolo como fiel compañero en cacerías, guardián de nuestro hogar hasta llegar a una relación sentimental.

Ara

Ara

Esa relación necesaria que he comentado antes me hace sentirme afortunado de tener un lobo en casa. Sólo he de observar a Ara y sus comportamientos con otros perros propios de lobos con su jerarquía y estructura social, de la cual formamos parte, me hacer tener un cachito de mundo salvaje en mi casa. Todos sabemos los beneficios que nos aportan, su importancia en el crecimiento emocional de niños, su uso con invidentes, enfermos de diabetes, perros guía, rescate de personas… pero sobre todo para quien tiene perro lo que le aporta personalmente.

Quizás por ello alzo la voz para que se respete a los perros Canis lupus familiaris pero sobre todo para pedir el respeto al origen del mismo, porque yo quiero que en mis montes corra libre el Canis lupus signatus, para que el lobo nos siga acompañando en nuestro camino, creo que es lo menos que se merece por lo mucho que nos ha dado.

Lavandera cetrina (Motacilla citreola), 1ª cita para Aragón

Lavandera cetrina (Motacilla citreola)

Lavandera cetrina (Motacilla citreola)

El miércoles 29 de marzo me acerqué hasta el embalse de San Salvador, en Huesca, junto con Javier Train y Hector Bintanel para disfrutar de una lavandera cetrina (Motacilla citreola) que había localizado el día anterior Daniel Cazo. Se trata de un macho adulto con un plumaje precioso, un amarillo que contrastaba con cualquier cosa de alrededor que incluso refugiado entre la vegetación se le podía observar.

Lavandera cetrina (Motacilla citreola)

Lavandera cetrina (Motacilla citreola)

Estaba junto a un grupo de lavanderas boyeras, seguramente viniese acompañada de esta especie en su viaje migratorio, aunque en el lugar de observación las mantenía a raya. Dicha especie cría en Europa y otras zonas de Asia pero la zona más cercana sería Turquía. Aunque no es raro el paso de esta especie por España, ya ha dejado de ser rareza nacional por los registros, su paso suele darse por la costa mediterránea mayoritariamente, se trata pues de la primera cita de esta especie para Aragón.

Entretenida en un charco junto al embalse se alimentaba incesantemente de larvas de quironómidos, una muestra de ello es el vídeo que os dejo a continuación.

Lavandera cetrina (Motacilla citreola) Citrine Wagtail from Brookei on Vimeo.

021 Uno de los nuestros

Autor foto: Jorge Martínez

Autor foto: Jorge Martínez

El otro día uno de nuestros compañeros del PHPZ realizó una espera en los cortados de Juslibol para intentar leer la anilla del halcón, ya que a través de la cámara del nido pudimos observar que se trataba del mismo ejemplar que el observado en la plaza del Pilar.

En varias ocasiones habíamos ido diferentes miembros del proyecto pero sin suerte en la lectura, sin embargo Jorge Martínez pudo obtener varias fotos donde se pudo leer la anilla. Se trata del 021, un de los dos machos que se anilló en ese mismo nido en el año 2013. Ahora sólo toca revisar el archivo fotográfico y observar a la hembra para determinar si se trata de la misma, ya que sería la madre del ave en cuestión.

Queda clro que el anillamiento con lectura a distancia da sus frutos, ahora sabemos la sustitución del macho anterior por uno de los pollos nacidos en dicho nido, dejando patente la filopatría de la especie.

P.D: días después de anillarlo llegaron más fotos al proyecto tomados por otra persona que también fue capaz de leer la anilla

Halcón peregrino anillado en la catedral de la Seo

Ayer a través del grupo de whatsapp de ACF-PHPZ uno de los compañeros nos hizo llegar la alegre noticia de que estaba observando un macho de halcón peregrino, con plumaje aparentemente adulto, anillado con anilla metálica en la pata izquierda y con anilla de PVC en la derecha. Era última hora de la tarde y la calidad de las imágenes no es muy buena, pero según el observador la anilla de PVC parecía amarilla, como las que se utilizan en este proyecto.

A falta de esclarecer si se trata de uno de “nuestros” ejemplares o puede tratarse de algún individuo de algún otro proyecto como los de Madrid o Barcelona que también utilizan anillas de lectura a distancia. Dicho esto habrá de darse alguna que otra vuelta por la plaza del Pilar y alrededores.

Buen vuelo Martin

Martin en el centro tras el telescopio recto

Martin en el centro tras el telescopio recto

Me acabo de enterar a través de un grupo de whatsapp de ornitólogos de Aragón que Martin Garner ha fallecido. A quien le interesen las aves seguramente habrá acabado en su web Birding Frontiers o conozca alguno de los libros que publicó últimamente, sin duda un buen pajarero.

Tuve la suerte de conocerle personalmente en Hungría, de entablar alguna conversación y disfrutar de su carácter alegre y de sus conocimientos que gratamente compartía. Recuerdo aquella mañana que llamó a la puerta de la habitación del hotel “Richard, wake up!! the white-backed woodpecker awaits us” y lo vimos e hicimos aquel gesto de brazos cruzados de una gran X al encontrar una especie nueva, que Martín nos enseño, que risas… Perdemos a un gran conocedor de las aves, a un incansable buscador de rarezas y a un gran editor de publicaciones ornitológicas.

Buen vuelo Martin

Entre treparriscos y acentores alpinos

15_11_28_acentor_alpino

Hace ya unos días un grupo de amigos ornitólogos nos acercamos a la zona de Vadiello, en la sierra de Guara, para ir en busca de aves propias de “alta montaña” que con los primeros fríos hacen pequeños desplazamientos hacia el sur. Entre ellas se encuentra el codiciado treparriscos y el acentor alpino, y ya dicho de paso observar algún quebrantahuesos que nunca está demás.

Acentor alpino

Acentor alpino

Inicialmente paramos en la Sotonera a ver que veíamos, demasiado aire y frío, ni rastro de un falaropo picogrueso que se había visto unos cuantos días atrás. Aún así observamos garzas reales, cormoranes, bisbitas alpinos, gaviotas patiamarillas, grullas… Visto que no había mucho movimiento y tras el café de rigor nos dirigimos a Vadiello.

Treparriscos

Treparriscos

Aparcamos al final, sacamos el material óptico y cruzando uno de los puentes un ligero movimiento en la roca me llama la atención, allí estaba el treparriscos (Tichodroma muraria), llegar y encontrarlo eso sí que fue suerte!! Disfrutamos de la vista del ave durante unos cuantos minutos hasta que se perdió trepando por las rocas, para dar razones al nombre que lleva.

El aire menguaba en esa zona más cobijada aunque una ligera brisa que te pillase a la sombra te hacía recordar que hacía un frío de narices. Avanzamos un poco para ver que más veíamos y sumamos a la lista reyezuelo sencillo, quebrantahuesos… y ya a la vuelta para ir a comer nos encontramos con unos confiados acentores alpinos que hicieron la delicia para un servidor que se ha pegado varios meses sin cámara ya que estaba en el servicio técnico.

Treparriscos

Treparriscos

Comimos al sol, como los lagartos, al refugio del aire disfrutando de un día estupendo y comentando como iba la jornada. Entre risas y anécdotas hacemos la gracia de que hemos quedado con otro treparriscos luego, que le hemos enviado un whatsapp y después del café… ja! dicho y hecho para nuestra sorpresa, Manuel apostado frente a la presa (todos estábamos mirando en diversas direcciones para abarcar el mayor campo de visión posible) lo ve merodear entre el hormigón. Y allí se quedo, para nuestro deleite y el de María que pudo dibujarlo sin problema. Vimos como buscaba alimento entre las zonas de cemento e incluso en las “casetas” de la presa rebuscaba entre las bisagras de las puertas, pero que destreza tiene este bicho para ponerse en todas las posiciones en los sitios más inverosímiles.

Treparriscos alimentándose

Treparriscos alimentándose