Cuando el hambre aprieta

Buitre atropellado 2

Cuando el hambre aprieta, o se agudiza el ingenio o se arriesga demasiado. Así le ha ocurrido a este pobre buitre leonado (Gyps fulvus) que ha muerto atropellado al ser atraido por la carroña de un jóven zorro previamente arrollado por un coche.

Buitre atropellado

Me encontraba en los Monegros, cuando una nube de buitres leonados nos llama la atención. Están justo encima de la carretera, ciclando como sólo ellos saben. Cuando hay un cambio de rasante ya vemos algo “gordo” en mitad de la carretera pero no distinguimos lo que era hasta que nos acercamos algo más.

Nube de buitres

En mitad de la carretera yacía este buitre leonado, seguramente atraido por el cadaver de un jóven zorro y que no pudo huir de la embestida del coche. La cruda realidad topa contra nuestras carroñeras que ávidas de carne no dudan en bajar a por míseros despojos en mitad de las carreteras. Lo que antes era pasto de córvidos y milanos, ahora es un suculento bocado para un buitre hambriento.

Zorro buitre coche

No hace mucho aprobaron las enmiendas para alimentar a las necrófagas comentado aqui, pero por lo visto sigue haciendo falta más rapidez hacia el problema. Dentro de poco os contaré como les ha ido a los buitres este año por las zonas que controlo, de momento os dejo con un enlace a NaturAlicante donde podeis encontrar todas las Hojas del Refugio de Rapaces de Montejo.

11 thoughts on “Cuando el hambre aprieta

  1. Gorrión

    Una pena, desde luego. Se me ocurre el hacer señales para la carretera de “Peligro: Aves carroñeras” en algunos sitios. En Doñana las he visto con un monton de animales diferentes.

    Un saludo

    Reply
  2. woodpecker

    Más que poner señales para las aves, lo que se debe hacer es una buena planificación de las infraestruturas con suficientes pasos de fauna (entre mil cosas más) para que los zorros, por ejemplo, los usen y no mueran atropellados. Si el zorro no muere el buitre tampoco. Y así con el 90% de las aves que vemos aplastadas en el asfalto.

    Reply
  3. Jose

    Seguramente el zorro hacía su ronda por la carretera cuando fue atropellado, ya que es fácil para él encontrar comida a lo largo de ella, pues también se atropellan todos los dias muchos pequeños mamíferos y reptiles.

    Reply
  4. Alchata

    Que imágenes más impactantes… aún estoy flasheada :-S
    Yo también creo que las dos muertes se deben a lo mismo, tener en los despojos que arroja la carretera una fuente de alimento bastante abundante y predecible por desgracia.
    Desde luego es una pena y las imágenes son brutales…

    Reply
  5. Gwaihir

    Por aquí yo he encontrado indicios de que unos buitres se han peleado por el cadaver de un conejillo de poco más de 1kg… Posiblemente incluso despues de que los corvidos lo hubieran rondado ya. (He encontrado plumas de corvido y buitre cerca de pelo y restos del digestivo de un conejo)

    Y el otro día vieron en la finca a varios buitres comiéndose una liebre.

    La cosa esta jodida.

    Reply
  6. Brookei Post author

    Gracias por el apunte Gwaihir, es algo muy preocupante la situación de las carroñeras.

    Aitor, ya nos veremos por aquí o por el barrio, un saludote y gracias por pasarte

    Reply
  7. chibanga

    Las señales que mencionáis en Doñana no sirven de nada. Linces, milanos negros, chotacabras, erizos, conejos, perdices, pollas de agua…etc. son atropellados a diario y no pasa ná. Es más. Los arroceros fumigan con herbicidas la zona del parque natural del corredor verde del Guadiamar contigua a los arrozales con avionetas, a plena luz del día, y no pasa ná. En el mismo sitio arrasan con tractores los cañizales para que no anide el calamón, al que en dos años han extinguido prácticamente, y no pasa ná. Lo sé muy bien. Soy guía (privado) de la zona y lo veo a diario.

    Reply
  8. d

    Cuando se encuentra un animal muerto, hay que llamar al servicio de 112, los guardas forestales se lo llevan y le hacen la necroxia para saber de qué ha muerto…

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *