Encuentro inesperado

Andaba currando por las Cinco Villas, no muy lejos de Ejea de los Caballeros en un día lluvioso pero que de vez el cuando el sol salía mostrando unos paisajes realmente bellos, de verdes intensos inundados con ese aroma a tierra mojada tras la lluvia… a lo lejos tímidamente empieza a verse un arcoiris.

En mi camino observo milano real, ratonero, aguilucho pálido y lagunero, cernícalos, collalba negra, trigueros… no llevo el equipo, más allá de los prismáticos y el cuaderno de campo ya que no podiá cargar con el aunque tampoco me esperaba encontrar demasiado en un día lluvioso pero una vez más cuando no estás listo aparece lo que menos te esperas. En el cielo oía el trompeteo inconfundible de las grullas, lejanas a las cuales había visto unos días anteriores (ya os contaré). Comienza a llover y yo me recojo, he de volver a Zaragoza pues el Sol se pone. Para mi sorpresa en uno de los campos de cultivo algo me llamó la atención y se trataba nada más y nada menos que de unas 400 grullas. Menuda sorpresa, por desgracia me he tenido que contentar con hacer malas fotos y un vídeo pésimo, algunas fotos incluso con “cutrescoping” (prismáticos + cámara) pero el recuerdo queda grabado en mi “disco duro…”

3 Replies to “Encuentro inesperado”

  1. Gwaihir

    Ey, eso del cutrescoping tiene copyright! 😉

    Yo el otro día tambien vi-escuche un par de bandos por zuera.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *