Sumando picos

Piquituerto macho

Piquituerto joven

Estos días he disfrutado de muchas horas de pajareo y eso se ha notado en las especies observadas. Sin ir más lejos el otro día podando almendros en una zona cercana a los pinares de Valmadrid pude observar detenidamente a lo largo del día a un grupo de piquituertos (Loxia curvirostra) en las ramas de un ailanto (Ailanthus altissima) donde se aseaban, picoteaban las yemas…

Piquituerto hembra

Piquituerto hembra

Los piquituertos son aves llevadas hacia un extremo adaptativo que las lleva junto a otros especialistas como ellos a explotar un recurso alimenticio que no está al alcance de todos. Su pico se ajusta como una tenaza y deja accesible el piñón tras abrir las brácteas de la piña. Este tipo de fenómenos son los que más me hacen disfrutar, observar su morfología, su conducta… me lleva a un viaje a la imaginación donde se recrea el paso del tiempo, la mano de la evolución en la selección de aquellos individuos que tras lentísimos cambios graduales (en ocasiones también son muy rápidos) han optado por un pico cruzado que les facilita la extracción de piñones pero les imposibilita para otras muchas fuentes de alimento más comunes como semillas.

Entre otras muchas especies de este día y de otros más, a día de 11/1/15 llevo observadas para la lista provincial 96 especies, sorprendente el ritmo si miramos que el año pasado para la misma lista hice sólo 120.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *