Seguiendo a las boletas

Alimoche alzando el vuelo

Alimoche alzando el vuelo

Boletas es el nombre que recibe el alimoche (Neophron perctopterus) en Aragón, también es sobradamente conocido como el buitre sabio debido al capítulo de Félix Rodríguez de la Fuente es casi obligatorio citar el momento de la rotura del huevo de avestruz. Esa habilidad junto a su alta capacidad para encontrar pequeñas carroñas le ha hecho muy vulnerable a los venenos, si sumamos a eso otros problemas con aerogeneradores, molestias, abandono del pastoreo extensivo… la situación de la Boleta no es buena.

Alimoche

El Valle del Ebro siempre ha sido junto a Navarra (Bardenas Reales) uno de los lugares con mayores densidades de alimoche en toda la península. Sin embargo su descenso ha sido acusado, se puede consultar aquí la memoría para el doctorado de Juan Manuel Grande (consultar pág. 200). Estos días he revisado varios territorios en la zona de Monegros y es triste ver en el gps y las notas los antiguos territorios muestra de la buena población de antaño.

Alimoche

Sin embargo recibo buenas noticias de la zona del sistema ibérico, espero que poco a poco se recupere a este singular buitre gran limpiador de nuestros campos, visitante africano que año a año vuelve a nuestras tierras a deleitarnos con su dominio del aire, a traernos el calor para luego llevárselo.

Envenenado uno de los alimoches de Juslibol

La ola de envenenamientos que azota España estas últimas semanas nos ha tocado bien de cerca. Me acabo de enterar por mis amigos de Fauna Ibérica de que uno de los alimoches del Galacho de Juslibol ha sido envenenado y ha muerto. Me duele y no sabeis cuanto ya que llevaba muchísimos años siguiendo los pasos de esta pareja, es más la semana pasada fuí a visitarlo para ver como iban y como siempre estaban en su nido. Otra pareja que perdemos y en el valle del Ebro seguimos viendo como desaparece irremediablemente el Boletas como se le conoce aquí en Aragón.

La noticia AQUI

Buenas noticias para el alimoche

Hace unos meses os empecé a contar como una pareja de alimoches se encontraba en un buen ambiente, un roquedo de interior, tranquilo y apacible donde quizás se estableciesen; así fue y no mucho más tarde pude constatar la cópula de la misma pareja. Durante un tiempo no los fuí a visitar, ya que los alimoches son aves bastante esquivas y desconfiadas, cualquier molestia en un momento indebido puede mandar al traste toda la temporada de cría. Cuando sabía que el pollo estaría ya bastante emplumado me acerqué y me cercioré de que así era. Sin embargo no ha sido hasta esta semana cuando he vuelto a ir y he podido contemplar una ceba por parte de los adultos a un único pollo de alimoche.

Continuar leyendo →

Por los cortados

Fue una tarde rapacera, como muchas otras, en la cual conseguí varios objetivos aunque me fallaron otros. En primer lugar iba a ver a las águilas perdiceras, que no ví pero que tampoco dice mucho pues las busqué durante sólo una hora y con lo que campean estos bichos, tampoco me arriesgué a acercarme a la zona de nidificación, claro está, así que rebusque y no encontré.

Visite otro de los cortados en el que me entretuve un buen rato observando las idas y venidas de vencejos reales (Apus melba), chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax), cuervos (Corvus corax), cernícalos (Falco tinnunculus)… Como era de esperar los pollos de los buitres leonados ya van encañonando las primeras plumas y empiezan a dejar de ser totalmente blancos. En uno de los nidos estaba un adulto con el buche bastante lleno, allí junto a su pollo que estaba tranquilamente tumbado y apenas se movía. Continuar leyendo →

Entre orquídeas y alimoches

El viernes de la semana pasada me escapé con Ara a mi Jardín del Edén, disfruté muchísimo de la calma, de la despreocupación, del descanso… en definitiva desconecté del mundo exterior. Tras ayudar al vecino, ya abuelete, en alguna tarea me veo recompensado con unos buenos huevos de gallina de corral, de esos de yemas naranjas y tortillas de un fuerte color amarillo; como me puse a mediodía 😉

Tenía en mente colocar un par de cajas nido en las cercanías de mi casa y así poder hacer un seguimiento, a ver si les gusta a los pajarillos. Marqué las cajas con unas iniciales alfanuméricas para llevar un mejor control. Lo separo por zonas y número de caja, siendo A la zona cercana a mi casa, quizás en un futuro vaya colocando muchas más. Continuar leyendo →