Actividad en los territorios de los halcones

Pareja en caja nido del viaducto del AVE sobre el río Huerva

La temporada ha comenzado de lleno para los falcónidos. Si en nuestras últimas entradas en el blog hablábamos de la actividad que hay en los territorios de los halcones peregrinos ahora también hay que empezar a sumarle la actividad de los cernícalos.

 

En la zona sureste cercana a Zaragoza los halcones peregrinos están con cópulas, vuelos demostrativos, aportaciones de presas para la hembra por parte del macho a modo de regalos y unos movimientos exploratorios de las diferentes cavidades del cortado; al igual que en Juslibol.

No muy lejos de allí están los cernícalos de la caja nido del viaducto del AVE sobre el río Huerva. La hembra entra a la caja nido y comienza a realizar el cuenco una de las esquinas donde realizará la puesta mientras el macho observa desde la entrada.

Identificación entre juveniles de cernícalo vulgar y primilla

Hembra juvenil de cernícalo vulgar

En ciertas partes de Aragón y según la fecha, finales de verano, podemos encontrarnos con una dificultad añadida a la hora de identificar a los cernícalos. Siendo el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) una de las rapaces más comunes en toda la península, es útil saber diferenciar entre estas dos especies tan cercanas que en muchas ocasiones comparten territorio.

Ambas especies pertenecen a la familia Falconidae compartiendo características morfológicas entre ellos como son un cuerpo alargado, alas puntiagudas, cabeza pequeña y redondeada. En la península contamos con tres especies de cernícalos: vulgar, primilla y patirrojo (este último mucho más escaso y más propio de movimientos migratorios); el resto de falconiformes no suelen representar confusiones salvo en contadas ocasiones los esmerejones o alcotanes aunque normalmente los vuelos lineales, veloces y de potentes aleteos junto a una carencia de cernidos, nos facilita su identificación de estos últimos.

El cernícalo vulgar habita en diversos lugares, adaptándose a un gran número de ecosistemas incluyendo las ciudades, es más propio de zonas abiertas y con matorral. Aunque suele criar en paredes rocosas, edificios o huecos de árboles en ocasiones usa viejos nidos de córvidos. El cernícalo primilla (Falco naumanni) también habita diversos ecosistemas, aunque suele preferir espacios abiertos, seleccionando para ello sistemas agropastorales tradicionales y evitando la intensificación de los cultivos. Se alimenta en zonas de cultivo de cereal y pastizales y nidifica principalmente en oquedades de edificios rurales y en cascos urbanos.

Diferencias hembras de cernícalo

Frecuentemente es necesario utilizar varios caracteres de forma simultánea para distinguir ambas especies, y en ocasiones resulta imposible decantarse con seguridad por una de ellas. Una de las características que diferencia con mayor fiabilidad ambas especies es el reclamo. En las inmediaciones de los lugares de nidificación los primillas emiten en vuelo un reclamo bi o trisilábico muy característico, un áspero “kek kek kek”, sobre todo cuando advierten peligro para la colonia. El cernícalo vulgar, sin embargo, emite un grito más prolongado, agudo y estridente “kiii kiii kiii kiii…”.

Posible macho primilla (izq) – Hembra vulgar (drch)

Como no suele ser frecuente encontrarte a ambas especies a la vez en el campo, quizás otra de sus diferencias, esta vez el tamaño, pase más desapercibida ya que no tendremos referencias, siendo el cernícalo vulgar algo mayor que el cernícalo primilla. Otra característica que nos permite en un 100% la diferenciación de ambas especies tampoco suele ser fácil observarla, que curioso ¿verdad?. Se trata de las uñas, ya que en el caso de los cernícalos primillas son blancas, una característica que comparten jóvenes y adultos durante toda su vida; en esta ocasión debemos contar con muy buena óptica y suerte para observar este detalle.

Posible macho primilla (izq) – Hembra vulgar (drch)

Leyenda diferencias

Sin embargo hay otros caracteres que nos pueden ayudar en nuestra identificación de juveniles de cernícalos, y porque no, también de las hembras. En este caso hembras de ambas especies y juveniles también son muy parecidos, es ahí donde deberemos hacer mayores esfuerzos para fijarnos en los detalles. La cola del cernícalo vulgar es relativamente más larga; frecuentemente, las alas del primilla posado casi alcanzan la punta de la cola, mientras que distan mucho de hacerlo en los cernícalos vulgares. Algunos individuos, no obstante, pueden apartarse de este patrón por lo que este carácter debe ser usado con precaución. También aunque difícil de apreciar, un carácter determinante es la longitud de la primaria más externa con respecto a la tercera primaria: casi igual en el primilla pero mucho más corta en el vulgar. Esta característica confiere a las alas del primilla un aspecto más redondeado. Las dos plumas centrales de la cola en el primilla son más largas que el resto, de forma que la banda negra del final de la misma tiene forma de cuña. Aunque en el cernícalo vulgar esta banda suele ser redondeada, algunos ejemplares muestran un patrón similar al del primilla, sobre todo durante la muda, por lo que no es una característica determinante por si sola.

Juvenil de primilla con plumas caudales de adulto

A diferencia de las hembras de cernícalo primilla, los machos llegan a ser identificables en nido (algunos individuos) ya que pueden tener las plumas de la cola y el obispillo de color gris azulado. Dejo de muestra de una jornada fotográfica esta toma de un cernícalo primilla recién salido de la colonia con las plumas de la cola de un adulto (grises azuladas con la punta negra) siendo que se le observan detalles de juvenil como el plumón de su cabeza, punta blanca de las cobertoras…

ENLACES DE INTERÉS

Revista Photodigiscoping: Cernícalos ibéricos
Proyecto Naumanni: Photodigiscoping y Librería Oryx
Ficha de muda: Cernícalo primilla y vulgar (Javier Blasco)
Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón: Cernícalo primilla (Gobierno de Aragón)