Entre treparriscos y acentores alpinos

15_11_28_acentor_alpino

Hace ya unos días un grupo de amigos ornitólogos nos acercamos a la zona de Vadiello, en la sierra de Guara, para ir en busca de aves propias de “alta montaña” que con los primeros fríos hacen pequeños desplazamientos hacia el sur. Entre ellas se encuentra el codiciado treparriscos y el acentor alpino, y ya dicho de paso observar algún quebrantahuesos que nunca está demás.

Acentor alpino

Acentor alpino

Inicialmente paramos en la Sotonera a ver que veíamos, demasiado aire y frío, ni rastro de un falaropo picogrueso que se había visto unos cuantos días atrás. Aún así observamos garzas reales, cormoranes, bisbitas alpinos, gaviotas patiamarillas, grullas… Visto que no había mucho movimiento y tras el café de rigor nos dirigimos a Vadiello.

Treparriscos

Treparriscos

Aparcamos al final, sacamos el material óptico y cruzando uno de los puentes un ligero movimiento en la roca me llama la atención, allí estaba el treparriscos (Tichodroma muraria), llegar y encontrarlo eso sí que fue suerte!! Disfrutamos de la vista del ave durante unos cuantos minutos hasta que se perdió trepando por las rocas, para dar razones al nombre que lleva.

El aire menguaba en esa zona más cobijada aunque una ligera brisa que te pillase a la sombra te hacía recordar que hacía un frío de narices. Avanzamos un poco para ver que más veíamos y sumamos a la lista reyezuelo sencillo, quebrantahuesos… y ya a la vuelta para ir a comer nos encontramos con unos confiados acentores alpinos que hicieron la delicia para un servidor que se ha pegado varios meses sin cámara ya que estaba en el servicio técnico.

Treparriscos

Treparriscos

Comimos al sol, como los lagartos, al refugio del aire disfrutando de un día estupendo y comentando como iba la jornada. Entre risas y anécdotas hacemos la gracia de que hemos quedado con otro treparriscos luego, que le hemos enviado un whatsapp y después del café… ja! dicho y hecho para nuestra sorpresa, Manuel apostado frente a la presa (todos estábamos mirando en diversas direcciones para abarcar el mayor campo de visión posible) lo ve merodear entre el hormigón. Y allí se quedo, para nuestro deleite y el de María que pudo dibujarlo sin problema. Vimos como buscaba alimento entre las zonas de cemento e incluso en las “casetas” de la presa rebuscaba entre las bisagras de las puertas, pero que destreza tiene este bicho para ponerse en todas las posiciones en los sitios más inverosímiles.

Treparriscos alimentándose

Treparriscos alimentándose

Gaviotas canas (Larus canus) en los depósitos de Casablanca

15_12_02_gaviota_cana_3

Ayer por la tarde pude pasarme junto con Félix Silva y Oscar Mañero por los depósitos de Casablanca, en plena ciudad de Zaragoza, para relocalizar unas gaviotas canas (Larus canus) localizadas por Hector Bintanel y Luis Gracia el día 1 de diciembre.

15_12_02_gaviota_cana_1

Entre casi 200 gaviotas reidores se encontraban las dos gaviotas canas, las cuales se quedaron hasta los últimos rayos de luz para pasar la noche en los depósitos. Según comentarios de Luis Gracias por el día se habían estado alimentando en el PTR. Dicha especie esta catalogada como ocasional con casi medio centenar de registros en Aragón, para mí la primera vez que las veo aquí.

15_12_02_gaviota_cana_2

Aquella misma tarde también pudimos observar una gaviota reidora marcada con anilla de PVC blanca en el tarso derecho con el código TMCC, fue marcada como pollo el 1 de julio de 2012 en Przykona, distrito de Turek-Wielkopolskie (Polonia) y no es la primera vez que se le ve por allí

15_12_02_gaviota_reidora_anilla_tmcc

Paso prenupcial de cernicalo patirrojo

Cernicalo patirrojo hembra

Cernicalo patirrojo hembra

Desde hace unos dias el paso prenupcial de cernícalos patirrojos por la Península Ibérica esta siendo muy numeroso, en algunos sitios se han llegado a juntar más de medio centenar de ejemplares. En Aragón el paso ha sido notorio pudiendo ver ejemplares en zonas como Monegros, el valle del Ebro… sólo hay que darse una vuelta por la web de Reservoir Birds para ver la multitud de citas de la especie.

Así pues me pude escapar un rato ya que los días anteriores muchos compañeros me estaban poniendo los dientes largos. Confiaba que el cierzo que estaba haciendo jugase a mi favor, ya que puede empujar a las aves y desplazarlas lejos también puede forzarlas a quedarse. Tras comer y echarme un café busqué las indicaciones que me habían indicado.

Sisón macho

Sisón macho

Afortunadamente no tardé mucho en ver un cernícalo, lejos pero hizo que me subieran las pulsaciones. Tras acercarme algo y poner el telescopio me doy cuenta que era un cernícalo primilla… no me desilusioné ya que me habían comentado que los patirrojos estaban siendo acosados por los primillas, sin embargo mientras observaba al naumanni comer un insecto una silueta a ras del campo recién labrado se dirigía directo hacia el.

Se trataba de una hembra de cernícalo patirrojo, por fin lo había conseguido tras varios años “escapándose” esta especie, que había visto en Hungría, pude verla en la península. En mi paseo en busca de los patirrojos pude observar calandrias, terreras, gangas ibéricas y un macho de sisón marcando territorio.

Sorpresa en el Delta

Esta semana pasada estuve disfrutando de unos días en el Delta del Ebro y por descontado de unas buenas jornadas de pajareo. Llevaba ya par de días por allí observando limícolas, no en gran número pero si unas cuantas especies, no faltaban moritos y calamones.

A través de las redes sociales estaba en contacto con Alberto Bueno, coordinador del Anuario Ornitólogico de Aragón (AODA), y con Josele Saiz de casa Boletas, que andaban por el Delta. Aquel mediodía mientras comía me llamó Josele para avisarme de una rareza, el colirrojo diademado (Phoenicurus moussieri) que se encontraba en la Alfacada.

Terminé de comer, café rápido y hacia la Alfacada. Gracias a las indicaciones de los compañeros no fue difícil localizarlo, fue cosa de tener paciencia como casi siempre con las aves. En mi observación estuve acompañado de otros ornitlogos que ya se habían enterado.

Poco rato de observación y mucha espera pero mereció la pena, el colirrojo un macho con un plumaje espectacular no paraba de cambiar de percha para tirarse a por sus presas. Es la novena cita de esta especie para España y fue la sorpresa de esos días por el Delta.

Gaviota sombría en los depósitos de Casablanca

Gaviota sombría (izq) y gaviota patiamarilla (dch)

Gaviota sombría (izq) y gaviota patiamarilla (dch)

Quien sea “pajarero” en Zaragoza conoce de sobras los depósitos de Casablanca y como está de activo ornitológicamente hablando durante el invierno. Aunque hoy hacía aire, algo nada raro en esta ciudad, me he ido a pasear con Ara con los bártulos a cuestas. Se notaba el aire ya que apenas he visto pájaros pequeños, normalmente junto al Canal Imperial la cosa esta animada pero hoy un escaso colirrojo tizón y un par de carboneros han sido lo único que he llegado a ver.

Ya en los depósitos y con el sol a punto de desaparecer entre las nubes sabía que no me iba a quedar mucha luz, como máximo una hora y los últimos minutos tendría que exprimir el ocular astronómico para sacar algo decente. La mayoría de las fotos están con mucho ruido ya que he forzado el ISO pero me ha servido para documentar ciertos plumajes de gaviotas y la identificación de las mismas. Así mismo he hecho un vídeo con un “barrido” grabando a todas las gaviotas.

Las gaviotas reidoras eran las más numerosas, he podido contar casi 200 sin problema pero en la parte de atrás y la más alta de los depósitos había un grupo igual de numeroso, no descarto que hubiese entre 300 a 350 ejemplares y quien sabe, quizás alguna otra especie de gaviota. Las segundas más numerosas han sido las gaviotas patiamarillas, con individuos que iban y venían pero no descendían de 30. Entre los jóvenes de patiamarilla, algún adulto y las numerosas reidoras he localizado una gaviota sombría. Podemos ver en la foto su tamaño algo inferior a la patiamarilla y el dorso de un gris mucho más oscuro. He subido la cita al grupo de Big Year Aragón en Facebook y se ha montado un debate debido a lo oscuro de su plumaje, haciéndonos pensar que puede tratarse de una subespecie norteña.

Monegros 25/1/2015

Agachadizas (Gallinago gallinago)

Agachadizas (Gallinago gallinago)

Ha pasado casi todo el mes y aún no me había acercado a Monegros así que no tardé en salir pronto por la mañana. El tiempo no acompañaba (a día de hoy sigue sin acompañar) ya que hacía mucho viento y eso dificulta el vuelo de las aves, sobre todo de las más pequeñas. Sigo la ruta de siempre, haciendo el “triángulo” de Villanueva de Sigena, Sena y Castelflorite, donde los hábitats áridos propios de Monegros a duras penas sobreviven entre frutales, campos de regadíos, arrozales… sin embargo éstos son también lugares propicios para muchas aves.

Avefría (Vanellus vanellus)

Avefría (Vanellus vanellus)

En los arrozales inundados podemos encontrar las avefrías, lavanderas blancas, bisbitas, agachadizas, garzas reales y algún aguilucho lagunero merodeando a ver que puede pillar. Entre los frutales se mueven fringílidos como jilgueros, pardillas y pinzones aunque también pude observar aun ejemplar de zorzal real.

Bisbita pratense (Anthus pratensis)

Bisbita pratense (Anthus pratensis)

En invierno los grupos de trigueros son bastante numerosos aquí aunque también lo son los gorriones comunes aunque estos últimos siempre ligados a zonas humanizas. Con ellos, en su hueco el mochuelo, escondido ante el paso de un coche. La zona aledaña a las parideras en uso son muy activas y abundan las lavanderas, colirrojos, bisbitas…

Busardo ratonero (Buteo buteo)

Busardo ratonero (Buteo buteo)

Como es habitual todos los años, unas cuantas grullas se quedan a invernar en la zona, son de carácter muy esquivo y si no es un vehículo que ellas reconozcan salen volando a la mínima. Haciendo un conteo por encima en los diversos grupos de diferentes zonas pude contar alrededor de 500 grullas. Antes de recogerme para casa toca parada en unos cortados, en busca de treparriscos, que no había, de collalba negra que no ví aquel día aunque pude disfrutar de un ratonero bastante claro, roqueros solitarios y un curioso zorro que no se fiaba del objetivo que salía por la ventanilla de mi furgoneta.

Comportamiento de piquituertos

Piquituerto común (Loxia curvirostra) Crossbill from Brookei on Vimeo.

Desde hace un tiempo tengo una Nikon 1 V1, una cámara compacta con el sensor de una réflex, que con el 50mm 1.8 dan unos resultados excelentes de fotos pero también de vídeos. Las únicas pegas son el enfoque manual, más difícil cuando se pierde el espejo de la réflex y tienes que verlo a través de pantallas LCDs con las molestías del sol (y el posible fallo de enfoque)

Más allá de las dificultades técnicas he podido grabar mal a un grupo de piquituertos en los pinares de Valmadrid donde se comunicaban constantemente entre ellos y otros grupos de fringílidos que pasaban sobre ellos, normalmente formados por pardillos, jilgueros y otros piquituertos. En ocasiones algún grupo, seguramente con más piquituertos hacían levantar sin dilación a los ejemplares posados en el ailanto, para volar junto al grupo. Al rato otros bandos pasaban y volvían a posarse aunque tenía la impresión que eran los mismos ya que siempre veía una hembra y dos juveniles, aunque las mudas de esta especie es un tanto especial y quizás me aventure demasiado. Hay que destacar que esta especie puede criar a lo largo de todo el año, según condiciones de alimento, generalmente comienza para febrero o marzo.

Sumando picos

Piquituerto macho

Piquituerto joven

Estos días he disfrutado de muchas horas de pajareo y eso se ha notado en las especies observadas. Sin ir más lejos el otro día podando almendros en una zona cercana a los pinares de Valmadrid pude observar detenidamente a lo largo del día a un grupo de piquituertos (Loxia curvirostra) en las ramas de un ailanto (Ailanthus altissima) donde se aseaban, picoteaban las yemas…

Piquituerto hembra

Piquituerto hembra

Los piquituertos son aves llevadas hacia un extremo adaptativo que las lleva junto a otros especialistas como ellos a explotar un recurso alimenticio que no está al alcance de todos. Su pico se ajusta como una tenaza y deja accesible el piñón tras abrir las brácteas de la piña. Este tipo de fenómenos son los que más me hacen disfrutar, observar su morfología, su conducta… me lleva a un viaje a la imaginación donde se recrea el paso del tiempo, la mano de la evolución en la selección de aquellos individuos que tras lentísimos cambios graduales (en ocasiones también son muy rápidos) han optado por un pico cruzado que les facilita la extracción de piñones pero les imposibilita para otras muchas fuentes de alimento más comunes como semillas.

Entre otras muchas especies de este día y de otros más, a día de 11/1/15 llevo observadas para la lista provincial 96 especies, sorprendente el ritmo si miramos que el año pasado para la misma lista hice sólo 120.

El duque de Juslibol

Búho real (Bubo bubo) Eagle Owl from Brookei on Vimeo.

Hacía mucho tiempo que no subía nada de los “Duques” de Juslibol, esta pareja de búhos reales (Bubo bubo) que durante tantos años me han dado tan buenas observaciones. En la última salida del 2014 vi otro búho en la zona de Valmadrid y allí el viento me impidió oírlo. En este caso, y sabiendo que los búhos de Juslibol no son muy dados a dar la nota, fue la labor de un tractor la que me impidió oirlo con claridad aunque fueron leves ululeos. La luz se fué y con ella yo también, no sin antes ver un roquero solitario y una pareja de collalbas negras.