Entre las piedras

Últimas luces

Últimas luces

No dejaré de reclamar lo importante que son los mases, como aquí en Aragón se les conoce, esas construcciones de piedra en mitad de campos de cultivo donde agricultores y pastores buscan refugio o hacían vida. Estos lugares son idóneos para ciertas aves que utilizan oquedades para criar. Son el último refugio para especies tan sensibles como la lechuza o el cernícalo primilla, si bien otras aves también con un grueso declive como el mochuelo común o la chova piquirroja. El abandono y el robo de tejas son el peor de los enemigos de estos lugares tan llenos de vida.

Pareja mochuelos

Pareja mochuelos

Mochuelín

Mochuelín

En este caso se trata de un mas cercano a Muel donde una pareja de mochuelos (Athene noctua) han sacado adelante a un so?o pollo. No suele ser habitual ya que pueden criar hasta 4-5, quizás depredación, mala suerte o posible falta de alimento (cada vez hay menos insectos en el campo, presas propias de los mochuelos.

Entre piedras

Entre piedras

Silueta

Silueta

La pareja aporta presas como ratones a su cría que ya es capaz de trocearlas y alimentarse sola. Más adelante tendrá que valerse por si misma, practicar la técnica del sigilo y el ataque, así como evitar ser devorado por otros depredadores, normalmente otras rapaces ya sean diurnas o nocturnas. Para ello cuenta con su camuflaje y ese característico dibujo en la nuca que simula otra cara.

Joven esperando comida

Joven esperando comida

Camuflaje

Camuflaje

Los jóvenes peregrnos de Juslibol

Joven peregrino anillado

Joven peregrino anillado

Aquí os dejo un enlace a la última entrada del blog de PHPZ donde describimos las últimas observaciones realizadas a los jóvenes que se anillaron este año.

PHPZ: Jóvenes peregrinos

El Libro de las Rapaces

Hace poco llegó a mis manos esta obra maestra, otro gran libro al que hacer sitio en mis estrechas estanterías. Ya tenía ganas, no era menos, conozco al editor y autor de muchas de las fotos, a otros fotógrafos y sabía del trabajo de este libro hace ya un par de años… un gran esfuerzo que ya esta dando sus frutos con grandísimas críticas.

Lejos de ser el típico libro de sólo fotografías de rapaces, donde han colaborado muchos de los mejores fotógrafos de España, es también una obra de consulta para el amateur o el experto en rapaces. Desgrana capítulo a capítulo las 24 especies de rapaces diurnas de la Península Ibérica ofreciendo información detallada e inédita para muchas de ellas.

Podeis visitar su web: El Libro de las Rapaces y echarle un vistazo, sin duda un gran libro que puede convertirse en un regalo perfecto (y no sólo para estas fechas). Desde aquí quiero expresar mis felicitaciones a Marcos Lacasa e Isabel Rodríguez por toda la currada que os habéis pegado para el disfrute del personal.