Final feliz del 2013

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Hace tiempo que tenía un par de entradas que realizar así que aquí va la primera. El año 2013 no ha acabado mal con unos cuentos bimbos, entre el falaropo y el halvelda, para finalizar el año con citas interesante pero es que además hubo buenas jornadas fotográficas.

Quebrantahuesos adulto

Quebrantahuesos adulto

La primera en la Sierra de Guara, en el comedero de Santa Cilia de Panzano junto al FAB. De nuevo he quedado sorprendido ante nuestros carroñeros. Pocas veces nos paramos a pensar que las “carroñadas” de buitres sólo se producen en África y sur de Europa siendo su máxime en España. Así pues disfrutar del espectáculo que brindan estas grandes rapaces es algo digno de ver en vivo. Estaba en compañía de Alfredo Sanchez de Fotos de aves de Aragón, y de los jóvenes Jesús Rodríguez y Pablo Monroy.

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

A lo largo de la mañana vimos el ir y venir de un centenar de buitres leonados en el aporte de comida aunque también aparecieron por allí tres quebrantahuesos, un águila real y el halcón peregrino. De los quebrantahuesos, dos eran adultos y un tercero joven y además estaba marcado. Esas marcas consistían en una anilla(la metálica y la de pvc) y dos marcas alares una en cada ala, de color amarillo y azul, pudiendo determinar que se trata de María un quebrantahuesos marcado en 2011. Podéis ver los ejemplares marcados, aquí.

"María" Quebrantahuesos joven marcado por la FCQ

“María” Quebrantahuesos joven marcado por la FCQ

Cuando terminó el espectáculo fuimos hacia el embalse de Vadiello para ver si teníamos suerte con el treparriscos, aunque no la hubo. Aún así una jornada increible en buena compañía.

Santa Cilia de Panzano (por Alfredo Sánchez)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Valle de Bujaruelo

Cartel ruta ornitológica

Cartel ruta ornitológica

Hace poco, al inicio del otoño pudimos disfrutar del Valle de Bujaruelo enclavado en el Pirineo y moldeado por el río Ara. En la zona se encuentran varias rutas ornitológicas para observar aves y nos dispusimos, además de disfrutar de una buena caminata, intentar observar algunas aves alpinas. Aunque el tiempo nos acompañó no tuvimos demasiada suerte en la observación de aves, fue al final de la jornada cuando aún estando en un lugar tan idílico echaba de menos “mi Valle”, el del Ebro que tantas observaciones me depara siempre.

Bosque mixto

Bosque mixto

Y es que observar aves en la montaña no es nada fácil, y más en lugares como Bujaruelo donde el bosque es denso. Son bosques mixtos de pinos, hayas, arces… con tal espesura que tienes que afinar la vista y por supuesto el oído. Las luces que generan estos espacios hace complicada la observación así como el seguimiento de las especies, nada que ver con la inmensidad de la estepa.

Cascada

Cascada

En las zonas más abiertas, junto al río Ara, se dejaban observar lavanderas blancas, pinzones vulgares, verderón serrano y de vez en cuando junto a las cumbres algún buitre leonado. Faltaron a la cita especies emblemáticas como el quebrantahuesos, el mirlo acuático o el camachuelo, pero apareció alguna que no me esperaba debido al tiempo tan bueno. Bajando de nuevo al refugio un par de aves salieron del camino para posarse en las ramas, ese vuelo, ese onduleo los delató como pinzones pero se trataban de pinzones reales. Junto a ellos el continuo sonido de agateadores, herrerillos y carboneros.

Río Ara

Río Ara

Migración en los Monegros

Portada Aire Libre del Diario Alto Aragón

Portada Aire Libre del Diario Alto Aragón

Se acabó el verano, hace ya varias semanas que no se oyen a los vencejos en nuestros pueblos y ciudades, ahora sólo se ven pequeños grupos de golondrinas y aviones que se concentran para seguir su viaje hacia el sur. También podemos ver de paso a papamoscas cerrojillos, mosquiteros musicales, collalbas grises… y dentro de poco comenzaremos a ver ya a los invernantes por nuestra tierra. Y hablando sobre la migración, hace poco me publicaron un artículo en el diario Alto Aragón sobre la migración en los Monegros, os dejo aquí el enlace por si queréis echarle un vistazo.

Grupo de cernícalos primilla

Grupo de cernícalos primilla

Estando en Villanueva de Sigena decidí dar una vuelta, como siempre usando el mismo recorrido, y aunque escasamente estuve una hora dio mucho de si. Quizás lo más destacable de la jornada fueron ver ciertas especies migradoras, quizás las últimas observaciones para estas especies en lo que queda de año. Pude sorprender a una carraca, muy esquiva por cierto, si se suelen ver por esta fecha en paso aunque en la zona también cría alguna pareja. Lo más destacado fueron los cernícalos primillas que se podían ver en pequeños grupos de 4-5 ejemplares alimentándose así como grupos más numerosos apostados en las torres eléctricas. Es habitual en esta especie observar concentraciones, en ocasiones muy numerosas.

Mochuelo (Athene noctua)

Mochuelo (Athene noctua)

No fallan tampoco los residentes, como el mochuelo, donde en una pequeña casa derruida había tres jóvenes ejemplares mirando con esa curiosidad característica de los mochuelos. También se pueden ver ya buenos grupos de avefrías que de cara al invierno visitan arrozales y otros campos de labor para alimentarse.

Mochuelo (Athene noctua)

Mochuelo (Athene noctua)

Intentando anillar alpinas

Gorrión nival Autor foto: Carlos Pérez

Gorrión nival
Autor foto: Carlos Pérez

Antes de ayer me levantaba, o mejor dicho casi no dormía, a las 3 de la mañana para salir de Zaragoza sobre las 4 de la madrugada con una temperatura que rondaba los 28ºC. Recogí al anillador que me esta formando para poner rumbo hacia Bielsa donde habíamos quedado para acceder aún paraje donde poder anillar gorrión alpino. Este año se ha comenzado a anillar gorrión alpino (Montifringilla nivalis) con anillas de PVC para su posterior seguimiento así como un estudio genético de las poblaciones pirenaicas españolas.

Neveros

Neveros

Cuando llegamos al lugar de anillamiento hacía unos 14ºC, hacía bastante viento y aún había unos cuantos neveros en la zona, y es que estábamos a uno cota de 2500 m.s.n.m. Comenzamos a desplegar las redes aunque el viento, que fue aumentando a lo largo de la mañana, nos imposibilitó anillar cualquier ave. Aún así pudimos ver ejemplares ya marcados con anilla de PVC y otros que no lo estaban; todos ellos ocupados en capturar la mayor cantidad de artrópodos y otros invertebrados para alimentar a sus pollos.

A 2500 m.s.n.m

A 2500 m.s.n.m

Durante la jornada también pudimos observar quebrantahuesos, chovas piquigualdas, acentor alpino, alimoche, águila real… y entre los mamíferos había marmotas y rebecos.

Curiosidades del plumaje del aguilucho lagunero

Macho de aguilucho lagunero

Macho de aguilucho lagunero

En una zona de Monegros cercana al río Alcanadre es habitual ver a los aguiluchos laguneros (Circus aeruginosus). Esa mañana pude disfrutar de los vuelos nupciales que hacen estas rapaces, espectacular ver al macho ascender a gran altura hasta casi perderse de vista para luego realizar picados con tirabuzones hasta bajar a donde se encuentre la hembra y quizás copular. Esa mañana pude realizar fotos a dos ejemplares y hay es donde empezó lo divertido.

Queda tanto por descubrir, por saber… ya en mis observaciones mientras realizaba las primeras fotografías me fijé que aquel individuo con apariencia de hembra o de juvenil tenía algo que se salía de lo común, tenía el iris amarillo, una característica típica de los machos y según la bibliografía que he consultado un rasgo distintivo. En mi búsqueda lo primero que hice fue buscar en la página de Javier Blasco, un referente en cuanto a fichas de mudas, y en las páginas 3 y 4 de la ficha del lagunero aparece una foto de una hembra con iris amarillo.

Aguilucho lagunero por idetificar

Aguilucho lagunero por idetificar

La cosa no queda ahí, en las pocas fotos que puede obtener, fueron pocos segundos, el plumaje del ejemplar parece bastante nuevo y podría parecer un ejemplar jóven aunque un ejemplar juvenil estaría cambiando las plumas de vuelo para estas fechas, mientras que los adultos lo hacen un poco más tarde, la hembra durante la incubación ya en mayo y los machos algo más tarde (6 semanas después). Compartiendo la foto con varios compañeros parece que dicho ejemplar tiene plumas de dos generaciones en las secundarias, las más internas muy marrones y algunas secundarias más externas algo más azuladas. La cola parece marrón lisa (sin las barras características de las hembras que aparecen en la guía de Javier Blasco). Además el ojo amarillo determina que no se trata de un juvenil.

Aguilucho lagunero por idetificar

Aguilucho lagunero por idetificar

Sin embargo hay una posibilidad de que estemos ante un ejemplar con características medias entre una hembra y un macho. Entre los que solemos ver estas aves nos ha llamado la atención de que la mayoría de las veces observábamos ejemplares hembra y/o jóvenes y rara vez machos (muy distinguibles en su plumaje adulto). Hay varios estudios al respecto al porqué de este motivo, parece ser que algunos machos de aguilucho lagunero tienden a tener un “aspecto” de hembra en su plumaje para evitar confrontaciones con otros machos, os dejo aquí este estudio.

Aguilucho lagunero por idetificar

Aguilucho lagunero por idetificar

Eduardo Ruíz Baltanás, un fotógrafo español ya ha retratado una cópula de laguneros donde el aspecto de ambos individuos era casi idéntico. Me quedo ante la duda de la “identidad” de este ejemplar, motivo el cual me invita a volver y seguir indagando e intentar saber un poquito más.

Bibliografía

Adaptive significance of permanent female mimicry in a bird of prey


Marsh harrier birds suggest there are evolutionary advantages to gender bending

Ficha de muda del aguilucho lagunero (Javier Blasco Zumeta)

Proporción de sexos y laguneros (Ignacio Gámez)


Plumage variability of Marsh Harriers (British Birds)

Andarríos chico (Actitis hypoleucos)

El otro día hice una sesión de fotografía, aguardando varias horas en un escondite en busca de una fotografía de algún cormorán, garza real y porque no soñar con que la nutria aparezca por un azud en el río Alcanadre, allá por Monegros. No tuve demasiada suerte, ningún ave se colocó a la suficiente distancia como para realizar alguna fotografía decente sin embargo me entretuve en realizar algún vídeo. Cada día me atrae más eso del vídeo y del uso del digiscoping, quizás demasiados aumentos y poco control para realizar imágenes estabilizadas, aún con una buena rótula, aún así se pueden realizar cosas interesantes.

Un andarrío chico (Actitis hypoleucos), el primero del año por cierto, aún me permitió entretenerme y darle vueltas a un asunto. Llama la atención lo inquietas que son algunas limícolas, moviendo su cola arriba y abajo en un incesante movimiento. Y allí andaba absorto ante el acicalamiento del andarríos cuando se empezó a mover y comenzó a alimentarse. Se colocó en el borde del azud, junto a un pequeño salto de agua; su continuo movimiento de medio cuerpo y el hundimiento de su cabeza en busca de presas lo hacía desaparecer y su lomo se confundía con el movimiento del agua. Llegas a sorprenderte con la adaptación al medio de las aves y como puedes tenerlas delante de tus morros y no verlas. Me dió por pensar como podría se vería este ave desde las alturas, como si fuese un depredador, imaginé que no sería fácil distinguir esa tonalidad con el color del agua, además de generar ese movimiento justo donde el agua también se está moviendo.

Laguna de Sariñena 16/2/2013

Bigotudo (Panurus biarmicus) Macho

Bigotudo (Panurus biarmicus) Macho

El sábado 16/2/13 el grupo ornitológico de ANSAR visitamos la laguna de Sariñena y sus alrededores para disfrutar de los Monegros, aprovechando que la primavera esta cerca y todavía podemos observar aves invernantes.

La primera parada fue en el Centro de Visitantes de la laguna, donde podemos tener una vista general de la laguna observando en la distancia nutridos grupos de gaviotas reidoras, ánades azulones, patos rabudos… y tras esa observación general y distante nos acercamos al observatorio principal. Allí todo el grupo pudimos disfrutar de las idas y venidas de unos cuantos bigotudos, quizás el ave que más especial ilusión nos hizo. Estuvimos un rato, escuchando ruiseñor bastardo, rascón y pájaro moscón… y antes de comer decidimos dar una vuelta por la zona de Castelflorite.

Pato cuchara (Anas clypeata) Macho

Pato cuchara (Anas clypeata) Macho

Por allí visitamos unos cortados, en busca de algún treparriscos, que en años anteriores se habían dejado ver por la zona, aunque este año no fue así. Sin embargo disfrutamos de collalbas negras, aviones roqueros, grajillas y cerca de allí un grupo de grullas comenzó a alzar el vuelo para luego más tarde sobrevolarlos.

Volvimos a comer a la laguna de Sariñena, a la espera de ver a los ansares comunes pero no hubo suerte. De nuevo en el observatorio para acabar la jornada y aún pudimos ampliar un poco más la lista con una preciosa pareja de patos colorados, escribanos palustres o el precioso martín pescador. Un total de 63 especies para una jornada muy fructífera y en grata compañía.

Entre buitres y quebrantas

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) Lammergeier

Esta mañana he estado en una jornada conjunta entre el FAB (Fondo Amigos del Buitre), el GOO (Grupo Ornitológico Oscense) y SEO/Birdlife donde hemos podido disfrutar del espectáculo de una “carroñada”. Este evento, quizás común para muchos habitantes de Aragón e incluso de España, es un suceso que sólo ocurre en tres lugares en el mundo: África, India y España.

Buitre leonado (Gyps fulvus) Griffon Vulture

Hemos contado con la colaboración de Manuel Aguilera, miembro del FAB y experto en aves necrófagas con una dilatada experiencia de más de 30 años. Con él todo es más fácil si hablamos de los buitres leonados (Gyps fulvus) ya que secumben a su conocimiento de este grupo de rapaces a las cuales lleva alimentando tantos años.

Buitre leonado (Gyps fulvus) Griffon Vulture

Alrededor de un centenar de buitres han visitado el comedero de Santa Cilia, inicialmente un punto de alimentación para el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) pero que los buitres también aprovechan los restos cárnicos que los miembros del FAB aportan cada 15 días. Más tarde y con algo de tranquilidad se han dejado ver varios quebrantahuesos, un pareja adulta y un inmaduro, probablemente del año pasado. Además un adulto de águila real (Aquila chrysaetos) se acercó a observar aunque pronto fue acosado por una pareja de cuervos (Corvus corax) que allí se encontraban.
Pajareo y buena compañía… una buena jornada para ir despidiendo este año…

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) Lammergeier