Fototrampeando a la “nobleza”

Hace un tiempo que adquirí una cámara de fototrampeo, una TEC BEAN SG-009 que apenas había probado, casi exclusivamente en el comedero de mi terraza. Por trabajo tengo localizados unos territorios donde cría águila real y donde además he encontrado egagrópilas y plumón de búho real así que me aventuré a dejar la cámara varios días.

Abubilla

Los resultados no han podido ser más sorprendentes, no sólo por la variedad de especies sino también por las escenas capturadas. Aunque de todas las alegrías de esta mañana me traigo a casa una triste noticia, si se puede decir así, ya que al recoger la cámara a escasos 20-30 metros me encuentro los restos de plumas del ala de un búho real. Las hipótesis son variadas, si bien es cierto que el búho real es un superdepredador y pocos se atreven con él, es sabido el mal “rollito” entre rapaces nocturnas y diurnas (debemos contar que está en mitad de un territorio de una pareja de águilas reales) y fue la primera opción que se me pasó por la cabeza. Por otro lado está la depredación por parte de un mamífero, en este caso un zorro. Sin embargo los restos encontrados no muestran signo de ataque de mamífero, si fuese así los mordiscos romperían los cañones de las plumas, los cuales estaban intactos como arrancados al ser desplumado. No sabré que pasó, me quedo con que lo más probable es que sea muerte natural, cerca no hay ni tendidos, ni edificaciones, ni carreteras… eso sí, el culpable ni idea.

Restos de búho real

Tras la revisión de las imágenes obtenidas veo como una pequeña rama que se movió me hizo la jugada al “quemarme” las imágenes nocturnas, luego he comprobado (me han avisado también otro compañero que tiene la misma cámara) que si la batería baja del 50% no graba de noche … Más allá de estos pequeños fallos que se corrigen, de errores se aprende, me traigo a casa nueve especies diferentes de aves y alguna de las imágenes más chulas que he conseguido en los últimos días.

Paloma zurita

Especies obtenidas con fototrampeo

Águila real

Búho real

Colirrojo tizón

Paloma zurita

Urraca

Grajilla

Perdiz roja

Abubilla

Chova piquirroja

 

Perdiz roja

11 y 12 de Febrero, salidas guiadas a Gallocanta y Sierra de Guara

 

Desde Birds and Treks os hemos preparado un fin de semana de pajareo.

El sábado nos iremos a Gallocanta, a despedir a las miles de grullas que marchan ya hacia el norte a pasar el verano.

Y el domingo nos acercaremos a las paredes de Guara, a disfrutar de aves alpinas como el acentor y el treparriscos, que huyen de los rigores invernales de la alta montaña.

¿¿¡¡Te lo vas a perder!!??

Información y reservas:

birdsandtreks@gmail.com

(+34) 636 662 244

(+34) 617 143 736

 

 

 

 

 

Seguiendo a las boletas

Alimoche alzando el vuelo

Alimoche alzando el vuelo

Boletas es el nombre que recibe el alimoche (Neophron perctopterus) en Aragón, también es sobradamente conocido como el buitre sabio debido al capítulo de Félix Rodríguez de la Fuente es casi obligatorio citar el momento de la rotura del huevo de avestruz. Esa habilidad junto a su alta capacidad para encontrar pequeñas carroñas le ha hecho muy vulnerable a los venenos, si sumamos a eso otros problemas con aerogeneradores, molestias, abandono del pastoreo extensivo… la situación de la Boleta no es buena.

Alimoche

El Valle del Ebro siempre ha sido junto a Navarra (Bardenas Reales) uno de los lugares con mayores densidades de alimoche en toda la península. Sin embargo su descenso ha sido acusado, se puede consultar aquí la memoría para el doctorado de Juan Manuel Grande (consultar pág. 200). Estos días he revisado varios territorios en la zona de Monegros y es triste ver en el gps y las notas los antiguos territorios muestra de la buena población de antaño.

Alimoche

Sin embargo recibo buenas noticias de la zona del sistema ibérico, espero que poco a poco se recupere a este singular buitre gran limpiador de nuestros campos, visitante africano que año a año vuelve a nuestras tierras a deleitarnos con su dominio del aire, a traernos el calor para luego llevárselo.

Maldita media veda

Alcotán herido

Alcotán herido

En Aragón durante 5 semanas se cierne una sombra negra sobre sus campos, se abre la media veda desde el 2º domingo de agosto al 3º de septiembre. Las especies objetivo de esta temporada de caza son sobre todo la codorniz y la tórtola europea, ambas especies con un serio declive poblacional, siendo la segunda ave del año según SEO/BirdLife

La media veda es una grave presión sobre estas especies debido a la actividad cinegética que a sabiendas de los cazadores de la situación por la que pasan, son ellos los primeros en quejarse de su escasez echando la culpa mayoritariamente a la contaminación producida por pesticidas, ciertamente otro de los motivos de su declive así como la modificación de paisaje agrícola.

Pero no sólo afecta a estas especies, por desgracia España esta poblada de escopeteros, esos personajes con algún problema de autoestima que se regocijan con la muerte de seres vivos. Hace días que tenía pensado escribir esta entrada y en ese transcurso me enteré de la noticia de que un halcón peregrino del proyecto de halcones urbanos de Madrid ha muerto a causa de disparos.

A finales de agosto, en la campaña de anillamiento del carricerín cejudo, los APN de la zona pararon a visitarnos antes de seguir hacia el CRFS La Alfranca. Portaban un alcotán con alguna herida visible en el pecho. Se trataba de un ave de 2 año y en un rápido vistazo nos dimos cuenta de que un ala le descolgaba (se observa en el ala izquierda en la foto). A priori parecía motivo de una colisión aunque dos días después nos informaban de que había muerto motivo de los perdigones que albergaba en su cuerpo.

Sigo sin comprender como no son capaces de distinguir un alcotán de una codorniz o una tórtola, no se jactan de sus conocimientos del medio y la fauna que en el habitan. Al alcotán le condenaría sus técnicas de caza, consumidor de insectos de gran tamaño principalmente libélulas, este pequeño halcón aprovecha las explosiones poblacionales de estos anisópteros que les proporcionan gran cantidad de nutrientes. La técnica de caza son cernidos o capturas en vuelo forzando a la rapaz a mantenerse casi inmóvil en el aire siendo un blanco fácil.

Siguiendo a los cernícalos de Zaragoza

15_06_10_anillamiento_cernicalo

Estos días desde la ACF (Asociación para la Conservación de los Falcónidos) estamos bastante ocupados con el programa de seguimiento de cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) en la ciudad de Zaragoza. Son varias las cajas nido del proyecto que están ocupadas por estos pequeños halcones en todo la ciudad y también en sus alrededores.

Hace unas semanas se marcaron los pollos de halcón peregrino en el Galacho de Juslibol y ahora tocan sus primos pequeños. Realizamos un seguimiento de varias parejas, algunas de las cuales no cría en nuestras cajas sino en nidos que llevan ocupando desde hace años. Sin embargo nuestras cajas han supuesto unas mejoras en muchos casos del lugar de nidificación. Por ejemplo la pareja de cernícalos sitiados en el hospital Miguel Servet antes se encontraban en la cámara de Comercio; la pareja de la Aljafería también ha aprovechado la caja, ya que el hueco que utilizaba anteriormente puede ser tapado por obras y/o exposiciones.

15_06_10_anillamiento_cernicalo_2

Ayer marcamos a 6 preciosos pollos en el Palacio de la Aljafería, con un aspecto muy bueno y que tuvieron unos pesos que oscilaron entre 180 y 220 gramos. Todos ellos llevan anilla metálica y una anilla de PVC para la lectura a distancia, estos son los códigos:

15_06_10_anillas_cernicalo

CÓDIGOS DE LAS ANILLAS DE PVC

000
001
002
003
004
005

Esperemos en el futuro poder hacer alguna lectura de estos y otras aves marcadas por el proyecto para seguir arrojando luz sobre la biología de las rapaces cosmopolitas y su comportamiento (dispersión, alimentación, zonas de caza y de cría…)

Paso prenupcial de cernicalo patirrojo

Cernicalo patirrojo hembra

Cernicalo patirrojo hembra

Desde hace unos dias el paso prenupcial de cernícalos patirrojos por la Península Ibérica esta siendo muy numeroso, en algunos sitios se han llegado a juntar más de medio centenar de ejemplares. En Aragón el paso ha sido notorio pudiendo ver ejemplares en zonas como Monegros, el valle del Ebro… sólo hay que darse una vuelta por la web de Reservoir Birds para ver la multitud de citas de la especie.

Así pues me pude escapar un rato ya que los días anteriores muchos compañeros me estaban poniendo los dientes largos. Confiaba que el cierzo que estaba haciendo jugase a mi favor, ya que puede empujar a las aves y desplazarlas lejos también puede forzarlas a quedarse. Tras comer y echarme un café busqué las indicaciones que me habían indicado.

Sisón macho

Sisón macho

Afortunadamente no tardé mucho en ver un cernícalo, lejos pero hizo que me subieran las pulsaciones. Tras acercarme algo y poner el telescopio me doy cuenta que era un cernícalo primilla… no me desilusioné ya que me habían comentado que los patirrojos estaban siendo acosados por los primillas, sin embargo mientras observaba al naumanni comer un insecto una silueta a ras del campo recién labrado se dirigía directo hacia el.

Se trataba de una hembra de cernícalo patirrojo, por fin lo había conseguido tras varios años “escapándose” esta especie, que había visto en Hungría, pude verla en la península. En mi paseo en busca de los patirrojos pude observar calandrias, terreras, gangas ibéricas y un macho de sisón marcando territorio.

Repasando cajas nido

Parte frontal

Parte frontal

Este invierno he aprovechado para repasar algunas cajas nido de autillo que tenemos en las cercanías de Zaragoza. La finalidad de las cajas nido es habilitar una oquedad artificial donde las aves puedan criar, ofreciéndole una alternativa a los huecos naturales que por diversas circunstancias pueden escasear. Hemos cambiado el sistema de grapas, que no soportó la crudeza del cierzo en otoño-invierno, por unos tornillos que sujetan el neumático reutilizado como bisagra. Las cajas nido han sido pintadas con pintura ecológica al agua y sin olor, que la protegen de las inclemencias. Cambiadas las cajas procedimos a limpiarlas y examinar su contenido, el próximo año se colocaran más, por el momento estamos a la espera de los inquilinos.

Caja nido rota

Caja nido rota

Neumático reutilizado

Neumático reutilizado

La importancia de las cajas nido se hizo patente cuando hace unos años en Castilla y León hubo una plaga de topillos donde desgraciadamente se volvió a usar veneno aún sabiendo la poca efectividad y las consecuencias de años anteriores. Por aquel entonces, GREFA (Grupo de Rehabilitación de Fauna Autóctona y su hábitat) desarrolla un proyecto de cajas nido, para cernícalos y lechuzas, donde al cabo de los años se ha ratificado que es una forma de control más efectiva en el tiempo.

Lateral de la caja nido

Lateral de la caja nido

La lechuza así como otras aves ligadas al humano han pagado las consecuencias de la evolución de nuestras construcciones, más “perfectas” y sin oquedades. Gorriones, murciélagos, vencejos, cernícalos… son las que aves que más han notado la falta de huecos, como veis no es sólo cosa de aves. Así pues colocar cajas nido en nuestros alrededores nos permite tener un entorno más agradable dejando que las aves vuelvan a ser nuestras vecinas más cercanas, otorgándonos su canto y su belleza a cambio de nuestro respeto.

Última salida del 2014

Cabra montés (Capra pyrenaica) from Brookei on Vimeo.

Es probable que haya sido la última salida del año y no ha estado mal. Me escapé con un par de compañeros el domingo al vertedero a ver que veíamos aunque el día no era muy favorable ya que hacía bastante aire y frío. Al llegar a la zona del vertedero nos acercamos a un par de balsas una con agua y la otra llena de carrizo donde suelen frecuentar los aguiluchos laguneros. Allí llegamos a ver al menos cuatro, un ratonero, gaviota patiamarilla, bisbita común y esmerejón.

Animados nos acercamos al vertedero donde de camino un grupo de cigüeñas que cicleaba nos llamó la atención ya que entre ellas había otra figura. Un ejemplar adulto de águila real las puso un poco nerviosas para luego perderse hacia el monte. Ya en la zona de basuras sólo vimos un buitre leonado y muchas cigüeñas. Al ver un tanto desanimada la tarde nos aventuramos a acercarnos hacia Valmadrid para intentar buscar búho real.

Cigüeña blanca

Cigüeña blanca

Grupo cigüeñas blancas

Grupo cigüeñas blancas

Al llegar había poco sol y mucho frío. Preparando el telescopio para buscar al gran duque noté un movimiento en la ladera de enfrente, situada al resguardo del aire. Varias cabras montesas nos miraba con cierta confianza, en mis últimas visitas en busca de cabras fueron bastante esquivas. El grupo estaba formado por un macho de unos 5-6 años, dos hembras y 5 ejemplares juveniles. Tras un rato disfrutando de su observación el macho tomó la iniciativa para marcharse y el grupo hizo lo propio.

14_12_28_buho_real

Las cabras nos hicieron distraernos del frío pero no del búho que por cuestión del azar, como muchas otras tantas veces en el pajareo, pude observarlo salir de una grieta (como no situada al abrigo del cierzo). Se coloco en el borde del cortado recortando su silueta sus dos falsas orejas. Poca luz y mucho aire, se nos hizo notar que ululaba pero podría haber sido el viento… no lo oímos pero lo vimos.

Entre las piedras

Últimas luces

Últimas luces

No dejaré de reclamar lo importante que son los mases, como aquí en Aragón se les conoce, esas construcciones de piedra en mitad de campos de cultivo donde agricultores y pastores buscan refugio o hacían vida. Estos lugares son idóneos para ciertas aves que utilizan oquedades para criar. Son el último refugio para especies tan sensibles como la lechuza o el cernícalo primilla, si bien otras aves también con un grueso declive como el mochuelo común o la chova piquirroja. El abandono y el robo de tejas son el peor de los enemigos de estos lugares tan llenos de vida.

Pareja mochuelos

Pareja mochuelos

Mochuelín

Mochuelín

En este caso se trata de un mas cercano a Muel donde una pareja de mochuelos (Athene noctua) han sacado adelante a un so?o pollo. No suele ser habitual ya que pueden criar hasta 4-5, quizás depredación, mala suerte o posible falta de alimento (cada vez hay menos insectos en el campo, presas propias de los mochuelos.

Entre piedras

Entre piedras

Silueta

Silueta

La pareja aporta presas como ratones a su cría que ya es capaz de trocearlas y alimentarse sola. Más adelante tendrá que valerse por si misma, practicar la técnica del sigilo y el ataque, así como evitar ser devorado por otros depredadores, normalmente otras rapaces ya sean diurnas o nocturnas. Para ello cuenta con su camuflaje y ese característico dibujo en la nuca que simula otra cara.

Joven esperando comida

Joven esperando comida

Camuflaje

Camuflaje

Buscando uno de los halcones

Búho real adulto

Búho real adulto y pollo

Me acerqué a continuar con el seguimiento de los pollos marcados en el galacho de Juslibol , tras el aviso de un compañero de la ACF, quien comentaba en el blog de la Asociación que el otro día sólo había visto tres de los cuatro pollos de peregrino.

Visité la zona a ver si podía observar al cuarto ejemplar, o si por el contrario seguía sin aparecer, como fue el caso, e intentar averiguar las posibles causas. Estando allí vi a tres jóvenes peregrinos, alguno de ellos haciendo pequeños vuelos por el cortado o bien ejercicios de musculación… pero ni rastro del cuarto. Una causa más que probable de su desaparición es la interacción con otra especie que anida en los cortados y que también tiene a sus crías apunto de saltar del nido. Se trata del búho real, depredador habitual del halcón peregrino y que en alguna zona de la península Ibérica supone un problema para el falcónido como es el caso del sureste levantino, donde se concentra la mayor densidad de búhos reales. Es más que sabido la actitud superdepredadora de la rapaz nocturna que no duda en añadir a su dieta rapaces diurnas de tamaño medio, zorros, erizos…

Adulto y uno de los pollos

Adulto

La pareja de halcón peregrino de Juslibol tiene su nido en mitad de dos territorios de búho real y es ahora cuando los jóvenes peregrinos se aventuran por el cortado cuando son más vulnerables. Todavía no he pasado bajo los posaderos habituales de los búhos para comprobar si en sus egagrópilas se encuentre alguna pista de depredación, ya sean plumas, anillas… Lo que si he podido comprobar es que una de las parejas tiene dos pollos bien crecidos y que requerirán mucha comida.