El duque de Juslibol

Búho real (Bubo bubo) Eagle Owl from Brookei on Vimeo.

Hacía mucho tiempo que no subía nada de los “Duques” de Juslibol, esta pareja de búhos reales (Bubo bubo) que durante tantos años me han dado tan buenas observaciones. En la última salida del 2014 vi otro búho en la zona de Valmadrid y allí el viento me impidió oírlo. En este caso, y sabiendo que los búhos de Juslibol no son muy dados a dar la nota, fue la labor de un tractor la que me impidió oirlo con claridad aunque fueron leves ululeos. La luz se fué y con ella yo también, no sin antes ver un roquero solitario y una pareja de collalbas negras.

Última salida del 2014

Cabra montés (Capra pyrenaica) from Brookei on Vimeo.

Es probable que haya sido la última salida del año y no ha estado mal. Me escapé con un par de compañeros el domingo al vertedero a ver que veíamos aunque el día no era muy favorable ya que hacía bastante aire y frío. Al llegar a la zona del vertedero nos acercamos a un par de balsas una con agua y la otra llena de carrizo donde suelen frecuentar los aguiluchos laguneros. Allí llegamos a ver al menos cuatro, un ratonero, gaviota patiamarilla, bisbita común y esmerejón.

Animados nos acercamos al vertedero donde de camino un grupo de cigüeñas que cicleaba nos llamó la atención ya que entre ellas había otra figura. Un ejemplar adulto de águila real las puso un poco nerviosas para luego perderse hacia el monte. Ya en la zona de basuras sólo vimos un buitre leonado y muchas cigüeñas. Al ver un tanto desanimada la tarde nos aventuramos a acercarnos hacia Valmadrid para intentar buscar búho real.

Cigüeña blanca

Cigüeña blanca

Grupo cigüeñas blancas

Grupo cigüeñas blancas

Al llegar había poco sol y mucho frío. Preparando el telescopio para buscar al gran duque noté un movimiento en la ladera de enfrente, situada al resguardo del aire. Varias cabras montesas nos miraba con cierta confianza, en mis últimas visitas en busca de cabras fueron bastante esquivas. El grupo estaba formado por un macho de unos 5-6 años, dos hembras y 5 ejemplares juveniles. Tras un rato disfrutando de su observación el macho tomó la iniciativa para marcharse y el grupo hizo lo propio.

14_12_28_buho_real

Las cabras nos hicieron distraernos del frío pero no del búho que por cuestión del azar, como muchas otras tantas veces en el pajareo, pude observarlo salir de una grieta (como no situada al abrigo del cierzo). Se coloco en el borde del cortado recortando su silueta sus dos falsas orejas. Poca luz y mucho aire, se nos hizo notar que ululaba pero podría haber sido el viento… no lo oímos pero lo vimos.

Jornada fotográfica en Bello

Zarapito real

Zarapito real

Antes de finalizar el año pasado tuve la oportunidad de ir a fotografiar grullas en Gallocanta mediante los hides que tienen allí y que son gestionados por el Gobierno de Aragón. Fui con Jesús Rodríguez que fue quien solicito todos los permisos necesarios previos a la jornada fotográfica. Fuimos a dormir a Bello, pueblo cercano donde también pase mis días en las jornadas de anillamiento del carricerín cejudo. Nos levantamos temprano con una temperatura de -8ºC pero con la sensación de que podía ser un buen día. Tras prepararnos dentro del hide con todos los artilugios nos pusimos a esperar a que saliera el sol.

Familia de grullas

Familia de grullas

A mi las horas se me pasaron volando y eso que tuvimos horas con poca actividad, e incluso nos podría haber sonreído un poco más la suerte si se nos hubieran acercado más cantidad grullas aunque disfrutamos mucho con el zarapito. Aún así un par de parejas con sus pollos del año estuvieron bastante cerca del hide comiendo con tranquilidad, así como los zarapitos, que llegamos a ver hasta tres a la vez pero uno de ellos fue de lo más ameno de la jornada. Volví con fotos, con muchas fotos y también vídeos.

Vigilante

Vigilante

Me pica...

Me pica…

Zarapito real from Brookei on Vimeo.

Todas las fotos y vídeos están realizados mediante digiscoping.

Sigue el pato havelda (Clangula hyemalis)

Pato halvelda

Pato halvelda

Hoy 28 de noviembre todavía se puede observar al pato halvelda en los depósitos de Casablanca. En las ocasiones que he estado allí se ha mostrado algo esquivo a diferencia de otros observadores, que seguramente con más tiempo que yo, han podido retratarlo estupendamente como se puede ver en el blog del Rocín. Eso sí me ha permitido realizarle un corto vídeo pues esta constantemente sumergiéndose en busca de alimento.

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius) en plena Zaragoza

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius)

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius)

Desde hace unos días, más concretamente el día 11 Pedro Rovira observó un falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius) en los depósitos de Casablanca junto al Canal Imperial. Yo me enteré mientras trabajaba ayer por la noche así que hoy a las 8 de la mañana ya estaba paseando con Ara catalejo al hombro para ver esta ave pelágica.

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius)

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius)

Me ha sorprendido el tamaño, más bien pequeño, y la confianza que tenía, seguramente más preocupado por alimentarse que otra cosa, se podía observar a corta distancia mientras la gente paseaba esta fría mañana. Para mí ha sido un entretenimiento largo y duradero, no todos los días se ve una especie como esta, además en plena ciudad a escasos minutos de mi casa, me lo ha puesto a ….

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius)

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius)

Este viajero incansable que cria en el ártico realiza su ruta migratoria hacia el lado opuesto del globo y en contadas ocasiones (20 para Aragón) se dejan ver por el interior, ya que suelen usar las costas para sus viajes. De aspecto frágil, este pequeño limícola cuenta con un dimorfismo sexual un tanto atípico, siendo la hembra la más vistosa de la pareja. Sus movimientos eran constantes, no hacía más que moverse en círculos y picoteaba el agua en busca de alimento, seguramente para generar remolinos que subieran posibles presas. Se quedará aquí hasta que reponga fuerzas, ya lleva unos días, para luego seguir su viaje hacia el sur allá donde no pegue el cierzo aunque no creo que le importe sabiendo de donde viene.

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius)

Falaropo picogrueso (Phalaropus fulicarius)

Pajareando en Zaragoza: Falaropo en Casablanca
Anuario Ornitológico Aragón (Rocín): Falaropo en Zaragoza

Galacho de Juslibol 26/10/13

La otra tarde me acerqué al galacho de Juslibol a ver que se observaba ya que me habían comentado que los búhos reales habían comenzado a dar la nota con algún que otro ululeo, dando a entender que no les queda mucho para sus líos amorosos. No fue demasiado buena la tarde, nada destacable en cuento a observaciones, ninguna rapaz, ni siquiera el búho que no lo llegué a encontrar, ni peregrinos… y poco movimiento de aves pequeñas; se nota que todavía no ha llegado el frío.

Tanto es así que en mis últimas visitas a este espacio sigo viendo gran cantidad de aviones zapadores que utilizan el cortado para pasar la noche y luego proseguir con su viaje. Se oyen las primeras bisbitas comunes y se dejan ver también los primeros cormoranes. Lo más destacable fue la gran cantidad de garzas que utilizan el propio galacho como lugar de pesca ya que el nivel de las aguas es bastante bajo y los peces gatos quedan a su merced.

Una buena noticia para el alimoche en el Valle del Ebro

Joven alimoche

Joven alimoche

Hoy ha sido una gran mañana de pajareo, en buena compañía y con observaciones destacables como es normal para estas fechas. El cierzo que hace estos días en el valle del Ebro permite disfrutar del campo sin sufrir calores extremos. A las 8 ya estábamos por la zona de Juslibol para comprobar una gran noticia que me comunicó Barracuda y es que de nuevo una pareja de alimoches ha criado sacando adelante un pollo bien majo. No parece nada destacable para la zona ya que por aquí estamos acostumbrados a la presencia del buitre egipcio pero es que el año pasado esta pareja sufrió la lacra del envenenamiento.

Collalba rubia

Collalba rubia

Así que comprobada la presencia de los adultos y el pollo, al cual he podido grabar en alguno de sus primeros vuelos, torpes eso sí aunque supongo que por el aire que hacía. Mientras disfrutamos de esa luz cautivadora de primera hora de la mañana iluminando a la pareja adulta no dejamos de ver pasar aviones comunes, aviones zapadores, golondrinas… sin duda alguna la migración ha comenzado. Poco después los adultos volaban cuando Jesús se da cuenta de unas siluetas a lo lejos que poco a poco se van acercando. Menuda suerte, de las tres cada una era una especie diferente, un milano negro, un halcón abejero y una pescadora, así de golpe, que gustazo para gente con pájaros en la cabeza como nosotros toparnos con estas dos especies en plena migración.

La mañana continúa con observaciones destacables como la pareja de peregrinos y otra de águila calzada, diferentes passeriformes y un continuo movimiento de aves en paso migratorio, aprovechando el cortado para seguir su viaje hacia el sur. Ahora esperemos que el joven alimoche coja fuerzas para su periplo migratorio cruzando el Sáhara y quizás quedarse durante el invierno en países tan lejanos como Senegal, Mali o Mauritania, todo ello si no fracasa, ya no sólo porque no este preparado, sino porque se tope con las múltiples dificultades que les ponemos a los humanos a las aves migradoras.

Joven lavandera boyera

Joven lavandera boyera

LISTADO DE AVES OBSERVADAS

· Abejero Europeo – Pernis apivorus
· Milano negro – Milvus migrans
· Alimoche Común – Neophron percnopterus
· Águila Calzada – Hieraaetus pennatus
· Aguila Pescadora – Pandion haliaetus
· Cernícalo Vulgar – Falco tinnunculus
· Halcón Peregrino – Falco peregrinus
· Paloma Torcaz – Columba palumbus
· Vencejo Común – Apus apus
· Abejaruco Europeo – Merops apiaster
· Pito Real – Picus viridis
· Cogujada Común – Galerida cristata
· Avión Zapador – Riparia riparia
· Avión Roquero – Ptyonoprogne rupestris
· Golondrina Común – Hirundo rustica
· Avión Común – Delichon urbica
· Lavandera Boyera – Motacilla flava
· Lavandera Blanca – Motacilla alba
· Ruiseñor Común – Luscinia megarhynchos
· Collalba Rubia – Oenanthe hispanica
· Buitrón – Cisticola juncidis
· Curruca mosquitera – Sylvia borin
· Herrerillo Común – Cyanistes caeruleus
· Urraca – Pica pica
· Estornino Negro – Sturnus unicolor
· Gorrión común – Passer domesticus
· Gorrión Chillón – Petronia petronia
· Pinzón Vulgar – Fringilla coelebs
· Verderón Común – Carduelis chloris
· Jilguero – Carduelis carduelis

Andarríos chico (Actitis hypoleucos)

El otro día hice una sesión de fotografía, aguardando varias horas en un escondite en busca de una fotografía de algún cormorán, garza real y porque no soñar con que la nutria aparezca por un azud en el río Alcanadre, allá por Monegros. No tuve demasiada suerte, ningún ave se colocó a la suficiente distancia como para realizar alguna fotografía decente sin embargo me entretuve en realizar algún vídeo. Cada día me atrae más eso del vídeo y del uso del digiscoping, quizás demasiados aumentos y poco control para realizar imágenes estabilizadas, aún con una buena rótula, aún así se pueden realizar cosas interesantes.

Un andarrío chico (Actitis hypoleucos), el primero del año por cierto, aún me permitió entretenerme y darle vueltas a un asunto. Llama la atención lo inquietas que son algunas limícolas, moviendo su cola arriba y abajo en un incesante movimiento. Y allí andaba absorto ante el acicalamiento del andarríos cuando se empezó a mover y comenzó a alimentarse. Se colocó en el borde del azud, junto a un pequeño salto de agua; su continuo movimiento de medio cuerpo y el hundimiento de su cabeza en busca de presas lo hacía desaparecer y su lomo se confundía con el movimiento del agua. Llegas a sorprenderte con la adaptación al medio de las aves y como puedes tenerlas delante de tus morros y no verlas. Me dió por pensar como podría se vería este ave desde las alturas, como si fuese un depredador, imaginé que no sería fácil distinguir esa tonalidad con el color del agua, además de generar ese movimiento justo donde el agua también se está moviendo.

Alcaraván (Burhinus oedicnemus) Stone curlew

Quizás una de las aves más difíciles de observar al poseer uno de los plumajes más crípticos de toda la avifauna española. Este limícola es bastante diferente al resto de sus congéneres pues no esta ligada a zonas con agua y limos, sino más bien a lo contrario, a zonas áridas. Además la mayor parte de su actividad la realiza durante el amanecer o el atardecer, siendo habitual oir su agudo sonido en plena noche, de ahí esos ojos exageradamente grandes y amarillos que recuerdan a los de un búho.

Habitual en campos de cultivo de secano, barbechos y campos de almendros podemos encontrarnos a los alcaravanes pasar las horas de más calor al cobijo de alguna retama o almendro donde permanecerá agazapado y confiando en un plumaje que lo hace prácticamente invisible. Pero si se siente observado comenzará una táctica que consistirá en apretarse lo máximo al suelo y si eso no funciona comenzará a moverse de manera lenta, con cortos pasos y paradas constantes volviendo loco al observador que puede perderlo de vista en cuestión de segundos y para cuando lo vuelve a ver el alcaraván está ya a una distancia considerable. De caracter gregario, sobre todo en sus pasos migratorios es asiduo a las escasa charcas de los Monegros. Del alcaraván tengo el grato recuerdo de esas imágenes de Félix Rodríguez de la Fuente en la estepa manchega donde el macho llama la atención del halcón peregrino, haciéndose el herido, para captar la atención del depredador y así salvar a la hembra que esta incubando los huevos.

Bonita historia con triste final

Hace un tiempo participé en el censo de halcón peregrino que se realizaba en Zaragoza a través del programa de Ambar Green. En la primera ocasión me tocó el World Trade Center y en la segunda pedí el viaducto del AVE que pasa sobre el Huerva a la altura de Cuarte. Anteriormente había observado un peregrino en la zona y podría ser un buen lugar para la colocación de alguna caja nido.

Sin embargo el peregrino no hizo acto de presencia pero si que descubrí una pareja de cernícalos criando en una de las columnas. Pude hacer incluso un vídeo de como el macho llevaba presas a su pareja. Tiempo después y tras varias conversaciones con José Antonio Pinzolas me comenta que Carlos Pérez, anillador experimentado, habiá observado lo que podría ser la hembra enredada en unas cuerdas.

El viernes un camión de bomberos recogió a la hembra en su nido, todavía viva pero enredada en multitud de cuerdas. Ya esta en el Centro de Recuperación de la Alfranca, quien sabe si ahora esta en el “cielo” de las aves pues tenía cangrenada una de sus garras. Sin embargo el nido estaba lleno de presas, el macho no había desistido en alimentar a su pareja… C’est l’amour, no?